meplus-ret-tm.png Respuestas

 

Esta información fue desarrollada con la asistencia de Sandy Quigley, CWOCN, CPNP, una enfermera en pediatría y especialista clínica en heridas, ostomía y cuidados críticos en el Hospital Infantil de Boston.

¿Puedo levantar o abrazar a mi hijo después de una cirugía en ostomía?

¡Por supuesto! A no ser que el médico indique lo contrario debido a preocupaciones médicas específicas. Puede sostener a su hijo, abrazarlo e incluso jugar con la familia y amigos, tal y como hacía antes de la intervención. Las únicas restricciones pueden ser los deportes de contacto físico, como el rugby o la lucha libre, ya que el impacto de estas actividades puede dañar el estoma. Su médico puede establecer otras restricciones en función del resultado de la operación.

¿Qué apariencia tiene un estoma?

Child descending colostomy

  Fíjese en estas características:1

  • Intensidad del color rojo, humedad, suavidad al tacto, debe ser similar al interior de su boca
  • Forma redonda u ovalada
  • Plano o en relieve de la superficie abdominal

Un estoma se crea a partir de tejido que se parece mucho al revestimiento interior de la mejilla. El estoma tiene un buen suministro de sangre, y no es raro que sangre ligeramente cuando se limpia durante los cambios de bolsa.

Ciertos alimentos pueden variar el color de las heces. Por ejemplo, la gelatina roja o la remolacha producen heces de color rojo como la sangre pero son inofensivas. Sin embargo, si se siente incómodo con el color de las heces de su hijo, póngase en contacto con su médico.2,1,3

Si observa alguna de las siguientes anomalías en el estoma de su hijo, contacte inmediatamente con su profesional sanitario:1

  • El color del estoma se vuelve muy oscuro o muy pálido
  • Hay sangre en las heces de su hijo, o la sangre fluye des del estoma

 

¿Le haré daño a mi hijo si toco el estoma?

El estoma no tiene terminaciones nerviosas, de forma que su hijo no sentirá dolor si lo toca, o cuando lo atraviesen los desechos corporales o la orina.1

Inmediatamente después de la cirugía, el vientre de su hijo puede estar sensible, pero esto debería disminuir día a día con la cicatrización y cura del estoma. Una vez curado, su hijo puede jugar a lo que desee, e incluso arrastrarse sobre su abdomen, a no ser que las enfermeras y/o los médicos indiquen lo contrario.

¿El estoma cambiará después de la cirugía?

El estoma puede cambiar de forma y de tamaño durante los primeros meses después de la intervención. Un estoma puede ser a nivel de piel, retraído (por debajo de la piel) o prolapsado (que sobresale) de la superficie del vientre. 4 Your child’s healthcare professional can give you specific instructions on how to care for each type.

Algunos productos pueden mejorar el tiempo de uso de una bolsa y su vaciado en un estoma a nivel de piel. Los niños con un estoma prolapsado, pueden ser instruidos para controlar el color del estoma de forma habitual. Un cambio de color puede indicar que el estoma está siendo pellizcado por una bolsa, por llevar pañales ajustados, por cinturones de seguridad o por la ropa.

A medida que su hijo crezca, el tamaño del estoma también crecerá. La dimensión o abertura del sistema de ostomía de su hijo puede que necesite ser ajustado. La enfermera en ostomía de su hijo le ayudará a escoger el dispositivo que mejor se ajuste a sus necesidades.4

¿Cuándo debo vaciar la bolsa de mi hijo?

Habitualmente, la bolsa se vacía cuando una tercera parte está llena.1 Esto evitará que pese y tire de la piel y la posibilidad de que se produzcan fugas. Además, es más difícil vaciar una bolsa que se encuentra totalmente llena.

Limpiar el final de la bolsa ayuda a evitar los olores y las manchas en la ropa. Puede evitar que la piel de su hijo se irrite comprobando siempre que el sistema de cierre de las bolsas abiertas no esté en contacto con el cuerpo del niño.

Para muchos padres, es más fácil vaciar la bolsa en un pañal cada 3 o 4 horas, o cuando sea necesario. Los niños más mayores que empiezan a aprender a ir al lavabo, deberían ser enseñados a sentarse, con el culo lo más atrás que puedan, y vaciar el contenido de la bolsa directamente en el wáter. Colocar un poco de papel dentro del wáter antes de vaciar la bolsa puede prevenir que el contenido salpique.

¿Cuánto tiempo se puede llevar un dispositivo?

Cada niño es diferente, de forma que debería preguntar al especialista en estomaterapia sobre sus necesidades únicas. El tiempo de uso de una bolsa habitualmente depende de la edad del niño, el nivel de actividad, y para niños con una colostomía, del espesor de sus heces. Por ejemplo, un bebé puede necesitar un cambio diario. En cambio, un niño de mayor edad puede necesitar un cambio de bolsa cada 3 o 4 días si utiliza un sistema de 2 piezas.

Establecer una rutina para los cambios de bolsa ayudará a facilitar la transición de atención en casa. Los padres a menudo aprenden cuándo hay períodos de baja actividad del estoma –como antes de las comidas- y establecen una rutina de cambio de dispositivo durante estos períodos.

Si aprecia que la orina o las heces se fugan por debajo del apósito, se debe cambiar la bolsa inmediatamente para evitar que se irrite la piel. Si su hijo necesita más de un cambio de bolsa diario, contacte su profesional sanitario y escuche sus sugerencias.

¿Puedo bañar a mi hijo o ducharlo sin el sistema de recolección aplicado?

Un baño no perjudicará el estoma. Muchos padres escogen bañar a sus hijos con la bolsa adherida, pues no hay manera de saber cuándo las heces o la orina saldrán a través del estoma. Suelen cambiar la bolsa después del baño.

Cuando bañe a su hijo, escoja un jabón suave y libre de aceites que no interfiera en la adhesión del apósito a la piel.5 Asegúrese de aclarar bien la piel con agua y de que está completamente seca antes de adherir el nuevo sistema de recolección.

¿Qué causa irritación de la piel alrededor del estoma?

Una causa común de irritación es cuando las heces o la orina entran en contacto con la piel a través del apósito. A veces, la irritación la puede causar la forma en que el sistema de ostomía ha sido aplicado. Esto puede ser debido a una gran variedad de razones. La abertura del apósito puede ser demasiado grande. El sistema de recolección puede no ser del tamaño adecuado.4 O puede que usted necesite utilizar productos adicionales como pasta o anillo barrera moldeable para asegurar una mejor adhesión entre el estoma y el apósito.

Su enfermera en ostomía pediátrica le ayudará a resolver cualquier tipo de problema de irritación de la piel y le aconsejará acerca las preguntas que tenga en base al sistema utilizado o a las dimensiones del apósito. 

¿Cuándo puede mi hijo cambiarse la bolsa?

Cada niño es diferente. Puede empezar dejando que su hijo le ayude en pequeñas tareas como escoger el dispositivo adecuado para cada momento, ayudar en la retirada de la bolsa, y ayudar a limpiar la piel. Esto puede ayudar a aumentar la confianza en sí mismo – y la suya, pues podrá apreciar la transición progresiva hasta el auto-cuidado.

¿Cómo debo vestir a mi hijo?

Los sistemas de recolección  para ostomías están diseñados para permanecer planos en el cuerpo de forma que no se aprecia su existencia bajo la mayoría de prendas de ropa; sin embargo, a continuación se detallan un seguido de consejos que pueden asegurar la comodidad de su hijo:

  • Asegúrese que de cinturones ni bandas abdominales presionan firmemente contra el estoma, especialmente si éste se encuentra ubicado en la cintura del niño o cerca de ella.
  • A muchos padres de bebés y niños pequeños les resulta útil el uso de ropa de una sola pieza como bodis y monos para evitar que las manos curiosas del bebé tiren de la bolsa.
  • En el caso de niñas o adolescentes, puede que deseen escoger bañadores enteros con una patrón de diseño en concreto que ayude a disimular el estoma.
  • Los niños pueden sentirse más cómodos con trajes de baño tipo bóxer.

Si le surgen otras dudas o preocupaciones, póngase en contacto con la enfermera en estomaterapia de su hijo, médico u otros profesionales sanitarios.

¿Puede deshidratarse mi hijo (pérdida de una gran cantidad de agua del cuerpo) debido a su ostomía?

Puede ocurrir que su hijo sufra deshidratación si pierde demasiado líquido por la orina o las heces y es incapaz de reemplazar ese fluido. 6 Por ejemplo, cuando un niño tiene gripe con diarrea o vómitos, se encuentra en riesgo de deshidratación.

Póngase en contacto con su médico o profesional sanitario si su hijo tiene diarrea o signos de deshidratación como:7

  • Disminución de fluido en la orina
  • Nivel menor de actividad o aumento inusual de somnolencia
  • Boca seca

 

¿Mi hijo deberá seguir una dieta especial?

Esto dependerá de las condiciones médicas de su hijo. Excepto si su médico recomienda una fórmula especial o indica unas directrices dietéticas específicas, su hijo podrá comer una gran variedad de alimentos con algunas restricciones.

Generalmente, es importante que su hijo lleve una dieta equilibrada, mastique bien los alimentos, y beba una gran cantidad de líquidos (bajo indicación de su enfermera o doctor) para prevenir la deshidratación. 4 Las primeras semanas después de la cirugía, puede que su hijo se sienta más cómodo comiendo poca cantidad de forma frecuente durante las comidas y entre comidas.

YSu doctor puede incluso recomendarle introducir en la alimentación de su hijo alimentos que no podía ingerir antes de la cirugía – o nuevos alimentos – de uno en uno, para ver cómo reacciona su cuerpo. Puede leer más sobre gases – y olores – causados por alimentos que puede querer reintroducir lentamente en la alimentación de su hijo en esta página Consejos Nutricionales.

¿Pueden ciertos alimentos tener algún efecto en las heces de mi hijo?

Sí. Algunos alimentos como el queso, las patatas, el pan, el plátano o la crema de cacahuete pueden espesar las heces. Otros alimentos pueden diluir las heces, como los zumos de fruta y alimentos sazonados. Alimentos como la gelatina roja o la remolacha alteran el color de las heces, sin embargo, este cambio de color es temporal e inofensivo. 3,8

¿Qué es una obstrucción alimentaria?

Un niño con una ostomía (especialmente un niño con una ileostomía, debido a que el intestino es más estrecho) puede sufrir una obstrucción alimentaria. Hay alimentos difíciles de digerir que pueden bloquear el curso de las heces a través del intestino. Esta es la razón por la cual es tan importante que un niño con una ostomía mastique bien los alimentos e ingiera gran cantidad de líquidos.

Algunos ejemplos de alimentos que pueden causar una obstrucción son las palomitas, el apio, frutos secos, semillas y ensaladas verdes.3 Entre los signos y síntomas de una obstrucción alimentaria se incluyen:2

  • Dolor de barriga o calambres
  • Hinchazón del abdomen o del estoma
  • Heces más acuosas, eliminando una cantidad mínima o nula de heces
  • Náuseas o vómitos
  • Irritabilidad o funcionamiento distinto al habitual

Pregunte al especialista en estomaterapia infantil sobre los signos y síntomas de una obstrucción alimentaria, pues puede convertirse en un problema grave.

¿Qué causa gases?

Aspirar aire – como cuando un niño llora o succiona el chupete, o beber líquidos con una pajita – puede causar gases. Algunos alimentos  como las judías, bebidas carbonatadas y vegetales crucíferos también pueden causar gases3.

Si la bolsa de su hijo se llena de gases, puede despegarse de la piel y causar fugas. Las bolsas cuentan con un sistema de filtro que puede ayudar a expulsar los gases y a minimizar el olor.

¿Qué pasa si mi hijo tiene diarrea?

Antes de salir del hospital se fijará en las características propias y el tipo de producción de heces habitual de su hijo. Esto le ayudará a saber cuándo debe preocuparse por la diarrea.

Sin embargo, si usted sospecha que su hijo tiene diarrea, llame inmediatamente al médico. El médico le puede hacer preguntas para ayudar a diagnosticar la diarrea, tales como:

  • ¿Está vaciando la bolsa más o menos veces de lo que es habitual?
  • ¿Son las heces más acuosas?
  • ¿Su hijo muestra otros signos de enfermedad o deshidratación?

El médico o enfermera en ostomía de su hijo puede ayudarle a resolver cualquier problema de diarrea. Asegúrese de que su hijo se mantiene bien hidratado, y de que vuelva a encontrarse bien lo antes posible.

Las cookies son necesarias para que esta página funcione correctamente. También pueden ayudarnos a saber un poco más sobre cómo utiliza usted nuestra página web, y así podremos aumentar su experiencia navegando. Las cookies de esta página son utilizadas únicamente para medir el tráfico y optimizar el contenido del sitio. Si continua su navegación por nuestra página, indica que usted proporciona su consentimiento para el uso de cookies. Puede bloquear el uso de cookies siguiendo las "instrucciones de cookies"

Leer más sobre nuestra política de cookies.