meplus-ret-tm.png Respuestas

Tras recuperarse de la cirugía, usted puede ir introduciendo los alimentos que le gusten de forma gradual – a no ser que su doctor le recomiende seguir una dieta especial.

Debe saber que, debido a que el íleon es estrecho, los alimentos ricos en fibra pueden a veces causar obstrucciones — especialmente durante las primeras seis hasta ocho semanas posteriores a la cirugía. Si experimenta calambres, diarrea, náuseas o vómitos, llame inmediatamente a su profesional sanitario.

Puede evitar problemas siguiendo estos simples consejos:

  • Mastique bien todos los alimentos
  • Beba entre 6-8 vasos de agua u otros líquidos al día.
  • Inicialmente limite y luego introduzca gradualmente alimentos ricos en fibra como: A
    -  Apio
    -  Palomitas de maíz
    -  Verduras crucíferas como la col, el brócoli, la coliflor, la col rizada y las coles de Bruselas
    -  Coco
    -  Piña
    -  Ensalada de col
    -  Pasas, ciruelas y otras frutas secas
    -  Setas
    -  Frutos secos y semillas
    -  Ensalada verde
    -  Guisantes
    -  Pieles de frutas y verduras, como la manzana

Recuerde que no todo el mundo reacciona de la misma manera a los mismos alimentos, y que cualquier restricción alimentaria puede ser temporal. 

 

Los líquidos ingeridos son difíciles de asimilar de forma natural cuando se vive con una ileostomía, por lo que existe un mayor riesgo de deshidratación.

Todos sabemos que beber mucho líquido es vital para una buena salud. Pero cuando se tiene una ileostomía se vuelve aún más importante. Sus necesidades de hidratación son más complejas e importantes en comparación con alguien que no tiene un estoma ya que no pierde líquido extra a través del efluente.
Estar bien hidratado es importante para cada una de las funciones biológicas del cuerpo; le ayuda a mantenerse alerta y a mejorar su concentración, además de ser esencial para la salud y el bienestar.
Sin embargo, la mayoría de las personas no beben lo suficiente. Se estima que alrededor del 80% de la población inglesa no bebe el líquido necesario para una buena salud. Además, la mayoría de las personas ileostomizadas suelen mostrar síntomas de deshidratación.

 

¡Dar un paso más! Necesitará beber más de lo que bebía anteriormente a la cirugía, o hacer cambios al escoger los tipos de bebida que tomar. Mientras esto puede parecer pesado al principio, intente tomárselo como un reto para mejorar su salud.

Beber más es una de las formas más fáciles para mejorar su salud y bienestar.

 

¿Cómo sabe si está bebiendo suficiente?

El mejor indicador para saber que está tomando suficientemente líquido es el color de su orina. ¿Cómo es el color de su orina comparándolo con la siguiente métrica?

medidor.png

 

Esfuércese para tener un color de la orina pálido – si al orinar observa un color más claro significa que seguramente está bebiendo lo suficiente, por lo contrario, si su orina es más oscura es necesario la ingesta de más líquidos.

Por otro lado, si su orina es completamente clara, puede estar bebiendo demasiado, lo que puede terminar eliminando los electrolitos de su cuerpo. Esto es más probable en el caso de beber mucha agua pura. Si es así, escoja una bebida electrolítica y reduzca la ingesta de agua pura. Verá que su cuerpo absorbe el líquido de manera más efectiva y usted se sentirá menos agotado.

En caso de sentirse frecuentemente deshidratado o tener un color de la orina muy oscuro, acuda a atención médica.

 

Trucos para una hidratación saludable

1. Beber pequeñas cantidades frecuentemente: Escoger variedad de líquidos. A algunas personas les es útil ponerse una alarma en el móvil como recordatorio.

2. Llevarse una botella al salir de casa: De ese modo se tiene acceso a tomar líquido en cualquier momento. Hay que estar preparado, especialmente cuando se viaja.

3. El cuerpo es sabio: Cada persona es distinta y las necesidades cambian dependiendo del clima y estilo de vida. Saber escuchar el cuerpo y adaptar la estrategia de hidratación a los primeros signos de deshidratación.

4. Hidratarse durante actividad física

Hidratarse antes, después y durante cualquier ejercicio físico. Escoger mejor una bebida electrolítica en lugar de agua.

5. No esperar a estar sediento

Es fácil olvidar de tomar líquido cuando se está ocupado. No esperar a estar sediento, por lo que mostrará signos de deshidratación.

6. Cuando el clima es más caluroso

En tiempos de calor se pierde más líquido por culpa del sudor, es un escalón en su estrategia de hidratación. Llevar siempre una botella a mano y beber a menudo.

7. Aire acondicionado

El ambiente con aire acondicionado contribuye a la deshidratación, por lo que es fácil estar deshidratado en el trabajo o en un vuelo. Mantener siempre una botella a mano e ir tomando sorbos.

8. Beber en movimiento

Existen mochilas de hidratación que permiten seguir bebiendo durante la actividad realizada al aire libre, por ejemplo, ciclismo o trecking.

9. Mantener la balanza equilibrada

No caer en el error de abusar del líquido, especialmente del agua pura, ya que esto puede diluir los electrolitos y aumentar la pérdida de fluidos.

Intente mantener el equilibrio correcto, utilice el color de su orina como la mejor guía y escuche a su cuerpo.

 

¿Cómo pierde líquido su cuerpo?

En un día normal, la cantidad de líquido aproximada que una persona pierde es de dos litros y medio a través del sudor, la orina, la respiración y las heces. El aire acondicionado, las temperaturas cálidas, el ambiente húmedo y la calefacción también contribuyen a la pérdida de más líquido. Además, el porcentaje de líquido que se pierde en una ileostomía es aproximadamente de 800-1000ml por día.

Durante la actividad física extenuante, es posible sudar hasta 500ml -2 litros por hora.

 

¡TENGA CUIDADO! Si normalmente tiene un efluente abundante y acuoso debería hablar con su estomaterapeuta sobre distintos tratamientos. Muchas personas encuentran que tomando medicamentos antidiarreicos en unas dosis regulares pueden controlar su efluente y reducir la pérdida de líquido.

Abordar las pérdidas de su estoma, así como garantizar una ingesta adecuada de líquidos, es un aspecto importante para controlar su estado de hidratación.

 

¿Cuánto debería beber?

Cada persona es diferente y no existe ninguna norma estricta para ello. Tómese su tiempo para desarrollar su propia estrategia de hidratación para que se adapte bien a sus necesidades específicas, ya que cada uno tendrá unas necesidades distintas cada día.

Su hidratación es dinámica; la cantidad y tipo de líquido que necesita será determinado por muchas situaciones distintas. La actividad que practique, el tiempo, el medio ambiente, su efluente, además de otros factores como la dieta y el estrés que también juegan su papel.

Aprende a escuchar su cuerpo y como éste reacciona en diferentes situaciones.

Cada uno tendrá unas necesidades distintas cada día. Las guías de NHS recomiendan que se debe tomar alrededor de unos seis a ocho vasos de líquido (entre un litro y medio y dos litros) al día, pero muchas personas van a necesitar mucho más que esta cantidad. Además, éstas guías son para alguien que no vive con un estoma.

Recuerde que con un ileostomía, las pérdidas de líquido y electrolitos serán mayores que las de una persona sin un estoma.

Es mejor controlar su estado de hidratación y el color de su orina, y después beber para encontrar sus propias necesidades, en lugar de apostar por una cantidad específica. Sin embargo, la regla de oro es que la mayoría de las personas necesitan aumentar la toma de líquidos y beber más en el día a día.

 

¿Qué debería beber?

Todas las bebidas cuentan para la ingesta de líquidos, incluido el té, café, zumo, refrescos, la leche y el agua. Aun así, intente limitar el consumo de café y bebidas alcohólicas. Es importante tener varias bebidas a escoger cada día para animarle a beber más y así equilibrar su hidratación. Escoger bebidas de su agrado es interesante para motivarle a seguir bebiendo más a menudo. 

Cuando se convive con una ileostomía es muy importante no abusar de la ingesta de agua pura. Esto puede eliminar los electrolitos de su cuerpo e incrementar el efluente de su estoma, causando una peor deshidratación. Obviamente es necesario beber cierta cantidad de agua pura, pero intente incluir otros líquidos como zumos o bebidas con electrolitos.

 

La ciencia detrás del consejo

Los electrolitos son unos minerales y sales esenciales – sodio, potasio y magnesio – los cuales son vitales para las funciones del cuerpo. Se pierden electrolitos a través del sudor y del efluente que sale del estoma, por lo que necesitan ser reemplazados.

Para que el líquido sea absorbido correctamente por el cuerpo, la bebida debe contener una pequeña cantidad de glucosa y un equilibrio correcto de electrolitos. Esto se conoce como “osmoralidad”.

La osmoralidad de una bebida es muy importante. Una bebida con poca osmolaridad significa que su cuerpo absorberá el líquido y estará mejor hidratado.

Algunas bebidas son mejores que otras. Las bebidas energéticas tradicionales (que pueden comprarse en los supermercados o en máquinas expendedoras) tienen una alta osmolaridad y el cuerpo no las absorbe bien. Además, son bebidas poco saludables llenas de azúcar innecesario.

Si orina a menudo o tiene una gran cantidad de efluente, a lo mejor está bebiendo demasiado. Reconsidere su consumo de líquidos y escoja una bebida que contenga electrolitos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha aprobado distintas soluciones orales de rehidratación que contienen el equilibrio óptimo de sodio, potasio y una pequeña cantidad de glucosa.

 

PUNTO IMPORTANTE: Las soluciones orales de rehidratación no deben considerarse como un último recurso, pueden utilizarse como complemento de la estrategia de hidratación diaria. Para saber si es de su conveniencia, consúltelo con su estomaterapeuta.

No debe esperar hasta sentirse deshidratado. Si su efluente aumenta o hace más calor, entonces escoja una solución a través de los electrolitos. Esto le ayudará a mantenerse alejado de una deshidratación y a mantenerse sano e hidratado.

 

¡TENGA CUIDADO! Es importante no abusar de tomar café, alcohol, bebidas gaseosas, bebidas azucaradas y bebidas energéticas ya que pueden estimular el intestino, incrementar el efluente y provocar una peor deshidratación. Debe escuchar a su cuerpo y prestar atención a como le afectan éstas bebidas tras su ingesta.

El agua de coco se ha vuelto popular en los últimos años. Si bien es una bebida natural agradable y alta en potasio, en realidad es muy baja en sodio. En los últimos años, una extensa investigación ha encontrado que la leche es una bebida hidratante excelente. Al contener el equilibrio correcto de electrolitos y carbohidratos, el cuerpo lo absorbe fácilmente y los estudios han demostrado que llega a ser más eficaz incluso que el agua.

 

TOP TIP: Experimente con bebidas diferentes y descubra cual es mejor para usted. Todos tendrán necesidades distintas, gustos y reacciones a los varios líquidos. Es importante tener varias bebidas con las que disfrute beber para motivarse a tomar más líquido.

 

¿Y en relación a las bebidas energéticas?

Las bebidas energéticas han sido desarrolladas para reemplazar la glucosa y las sales en los deportistas, y se recomiendan a menudo cuando se convive con una ileostomía. Sin embargo, el contenido de azúcar de algunas de las marcas conocidas (que pueden comprarse en el supermercado o en una máquina expendedora) suele ser muy alto mientras que el contenido en sodio es bajo. Una bebida alta en azúcar es poco saludable, puede hacerle ganar peso además de no ser bien absorbido por el cuerpo.

De todos modos, algunas de las nuevas bebidas energéticas contienen menos azúcares y menos osmolaridad. Debe buscar una bebida que contenga menos de 4g de azúcar/ carbohidrato en 100ml de bebida. 

 

Deshidratación

Muchas personas – aunque tengan o no una ileostomía – padecen deshidratación crónica todos los días.

Aunque no sea serio, este leve nivel de deshidratación es suficiente para causar síntomas como dolores de cabeza y cansancio continuado. Éstos signos frecuentemente se asocian con otras condiciones de salud, pero son más comunes en una deshidratación.

 

PUNTO IMPORTANTE: Una encuesta en el Reino Unido mostraba como la deshidratación era una causa principal, por lo menos en el 10% de los casos, de cansancio de sus pacientes.

¿Cuáles son los signos de una leve deshidratación?

  • Dolor de cabeza y mareo.
  • Sed y sequedad en la boca.
  • Orina oscura.
  • Cansancio y fatiga.
  • Poca concentración.

 

RECUERDE: La mayoría de las personas simplemente no beben lo suficiente para una buena salud. Puede que no se dé cuenta que está deshidratado, pero beber más puede ayudarle a sentirse más enérgico y concentrado. Es mejor mantenerse un paso alejado de la deshidratación. Bebe poco y a menudo cada día.

Aquí no existe una norma que sirva para todos cuando se trata de hidratación, todos somos diferentes. Tómese el tiempo para trabajar con aquello que necesite.

Beber más es una de las maneras más fáciles de mejorar su salud y bienestar.

 

IMPORTANTE: En caso de sentirse muy deshidratado, perder mucho efluente del estoma o tener la orina de color oscuro, entonces busque consejo clínico de su estomaterapeuta para encontrar una solución.

 

Hidratación para la actividad física y el deporte

Durante la práctica de una actividad física intensa es posible sudar hasta 500ml -2 litros por hora, además de las pérdidas del estoma (800-1000ml aproximadamente), lo que puede crear un grave problema y puede deshidratarse con mayor facilidad. También se pierde más sodio al sudar, así pues, esto también necesita reemplazarse.

Estar bien hidratado es vital si se quiere participar en actividades deportivas. Apunte hacia una buena hidratación antes de empezar cualquier actividad física, y beba durante y después para rehidratarse. Escoja sus bebidas detenidamente y asegúrese de elegir una solución electrolítica o una bebida energética hidratante.

Durante el ejercicio es importante tomar una bebida que tolere bien, que no aumente su efluente y que además disfrute al beberla.

Experimente con opciones diferentes para encontrar la que mejor se ajuste a sus necesidades. El concepto de osmolaridad es aún más importante durante el ejercicio físico, por lo que recuerde que debe buscar bebidas energéticas que tengan altos niveles de sodio y potasio y menos de 4g de carbohidrato por 100ml. El agua pura no es una buena opción cuando se practica deporte para personas con una ileostomía.

Apunte hacia beber entre unos 300-600ml de líquido por hora durante el ejercicio físico, pero va a necesitar más o menos dependiendo de sus necesidades personales. Experimente y observe que es lo que mejor le funciona.

Las mochilas de hidratación son una excelente elección para corredores, ciclistas o excursionistas. Esto le permite beber cuando está en movimiento, lo que también le motiva a beber más. 

 

Escrito por Sarah Russell, MSc Sport Science, Wellbeing Advocate, ConvaTec August 2016

Revisado por Caroline Rudoni, gerente clínica, Amcare Group

Revisado por la Profesor Sina Dorudi, consultor cirujano colorectal, Princess Grace Hospital

Las cookies son necesarias para que esta página funcione correctamente. También pueden ayudarnos a saber un poco más sobre cómo utiliza usted nuestra página web, y así podremos aumentar su experiencia navegando. Las cookies de esta página son utilizadas únicamente para medir el tráfico y optimizar el contenido del sitio. Si continua su navegación por nuestra página, indica que usted proporciona su consentimiento para el uso de cookies. Puede bloquear el uso de cookies siguiendo las "instrucciones de cookies"

Leer más sobre nuestra política de cookies.

Umb-Web01