Cuidado y Servicios me+

Programa me+ recovery

Entrevista a Sarah Russell

D. ¿Qué puede contarnos sobre usted?

R. He estado casada durante 22 años con John, con quién tengo dos hijos adolescentes: Eddie de 19, y Charlie de 17. Actualmente vivo en una antigua granja en el sur de Inglaterra, aproximadamente a una hora de Londres. Tengo dos perros, Tess y Tara, con quiénes me gusta dar largos paseos y salir a correr.

D. ¿Qué tareas realiza?

R. Mi vida gira en torno al deporte y la actividad física. Amo la naturaleza y estar al aire libre. Soy licenciada en ciencias motoras y he trabajado como entrenadora personal, experta en salud, bienestar y rehabilitación. 

Cuando era más joven, practicaba remo y competí por Gran Bretaña en los campeonatos mundiales. También solía correr, hacer triatlones y escalada. ¡Para mí era imposible estar quieta! Además, participé en distintos concursos y gané varios de ellos. Mi récord personal es correr diez kilómetros en menos de cuarenta minutos, y finalizar una media maratón en una hora y media. Antes de la cirugía participé para Gran Bretaña en el Campeonato del Mundo Europeo de duatlón (carrera y ciclismo). Des de entonces, he adoptado un enfoque más “relajado” del deporte y, aunque siempre me enfrento a nuevos retos, como correr maratones, es algo que me ayuda a liberar el estrés de la competencia, participo por diversión y pasión.

Ahora las carreras son una excusa para viajar: me encanta viajar por el mundo para completar maratones, descubrir nuevos paisajes y escenarios. El año pasado viajé 120 millas: 6 días de maratón entre las rocas del Colorado (la llamada “Transrockies Run”). En 2014 estuve en la India y participé en las 100 millas en el Himalaya: 5 días de maratón. En total he corrido 31 maratones, 21 desde que soy ostomizada.

Profesionalmente, me gusta trabajar con personas que han tenido que enfrentarse a una cirugía, por las razones más variadas. Veo pacientes individualmente, en la consulta privada: muchas personas tienen cáncer, viven con la ostomía o se enfrentan a otros traumas. Con ellos uso la actividad física como terapia: les ayudo a sentirse mejor, más fuertes, a recuperar la confianza en sí mismos. También trabajo como voluntaria en un hospicio: hago clases de ejecución y ejercicios en grupo. Son personas que realizan cuidados paliativos, pero la actividad física es importante de todos modos: les ayuda a sentirse mejor, a superar las dificultades de la terapia. Es un trabajo muy gratificante.

También soy consultora de ConvaTec: hemos desarrollado y lanzado el programa de recuperación Me+ en todo el mundo. Me encanta este trabajo: ayudar a las personas ostomizadas a ser más activas y apoyar a los profesionales de la salud para que puedan brindar la información correcta a sus pacientes sobre la importancia del ejercicio. La práctica de la actividad física es vital, no negociable y cada uno de nosotros debe ser más activo, por razones de salud.

Actualmente he escrito un libro, “El kit de herramientas para la recuperación del cáncer intestinal” (“Los tumores del intestino – Guía para la rehabilitación”) cuyo propósito es enseñar a practicar los ejercicios para una recuperación rápida. El libro se publicará en septiembre de 2019.

D. ¿Por qué tuvo que enfrentarse a la cirugía?

R. Me operaron en el año 2010, cuando tenía 36 años. Hasta entonces estaba en perfecto estado de salud y de repente, debido a una diverticulitis, tuve una perforación intestinal. Fue un gran shock para mí ya que vino de repente y no sabía nada. Me operaron de urgencia y me hicieron una ostomía, pero algo salió mal y tuve que enfrentarme a 5 operaciones en dos años y medio. Después de un intento fallido de recanalización, decidí someterme a una nueva cirugía de ostomía, que me permitiría una mejor calidad de vida, estar más activa y comer mejor. Mi mayor temor era no poder volver a comer ensaladas o no poder correr. En el 2012 me sometí de nuevo a cirugía para la creación de un estoma definitivo, y a partir de aquí nunca he mirado hacia atrás. Al principio siempre estaba enferma y tuve que seguir una dieta líquida durante seis meses. Me sentí débil y perdí mucho peso. Ahora, estoy muy agradecida de volver a tener buena salud.

D. ¿Quién le siguió el camino hacia la rehabilitación?

R. Tuve suerte, mi estomaterapeuta nunca me impuso restricciones. Siempre me decía: “escucha a tu cuerpo y haz lo que sientes”. Nunca me alarmó ni fijó fechas límite.

De vuelta del hospital, busqué en Internet información sobre el estoma y la actividad física y encontré un artículo sobre Rob Hill, un atleta ostomizado que acababa de escalar el Everest. Me dije a mi misma “si él tuvo éxito, yo puedo correr de nuevo”. Me di cuenta de que no hay límites y que incluso, aunque tenía que aprender a manejar el estoma, no hay nada que no se pueda hacer.

Gracias al consejo de mi estomaterapeuta, volví a dar pequeños paseos solo dos semanas después de la operación. Subí una montaña después de siete semanas y después de ocho corrí una maratón de diez kilómetros. Para mí fue fundamental volver a la actividad física, para mi bienestar físico y mental. Recuperé la confianza en mí bastante rápido. Trabajé mucho en mi pared abdominal y comencé a practicar pilates gradualmente, 2 semanas después de la cirugía, usando vídeos como guía.

D. ¿Qué significa el deporte para usted?

R. Ser capaz de moverse es un regalo y no debemos darlo por sentado. Estoy agradecida de estar sana, poder correr, escalar montañas y estar activa. Muchas personas están enfermas o tienen discapacidades físicas que les impiden participar en las actividades que aman. Vivo el momento y agradezco cada paso que doy. Me encanta la actividad física y el papel que desempeña en la rehabilitación después de una enfermedad o cirugía para recuperar la confianza en nosotros mismos. El ejercicio es una medicina: ¡la mejor del mundo!

D. ¿Cuándo empezó a pensar en el programa de recuperación de Me+?

R. Después de la cirugía, le pregunté a mi médico, a mi enfermera, mi estomaterapeuta, a quién conocía, qué ejercicios podía practicar para fortalecer el abdomen después de la operación. Nadie parecía saberlos. No había un programa ni una guía a seguir, había una gran falta de información en el camino hacia la rehabilitación y sabía que tenía que hacer algo. Así que en 2012 comencé a investigar, a experimentar con ejercicios y a hacer pruebas, así que empecé a comprender la complejidad de rehabilitar la pared abdominal.

Cuanto más lo hablé con los pacientes y continué con la investigación, más me di cuenta de que nadie tenía esta información y que había un “agujero” en la atención al paciente. Así nació el programa me+ Recovery®.

D. ¿Por qué cree en la recuperación Me+?

R. Es una herramienta pequeña, pero puede traer enormes beneficios. Me gusta pensar en el programa como “los fundamentos”. Después de la cirugía o un trauma, primero se debe reconstruir la base. Eso es lo que el programa me+ Recovery® hace. Los ejercicios son simples y graduales, te ayudan a fortalecer la pared abdominal, el suelo pélvico y el tronco. Te ayudan a recuperar la conciencia de tu cuerpo cuando te sientes más vulnerable.

D. ¿Qué sugiere a las personas que siguen el programa?

R. Todos deberían seguir el programa de recuperación Me+. No es solo para deportistas, es importante para las personas mayores y débiles. Es esencial comenzar con los ejercicios de la fase verde. Es la fase para “reconectarse” con su abdomen y comenzar a funcionar correctamente. No se sienta tentado a “saltarse” estos ejercicios porque son demasiado simples: trabaje en ellos hasta que esté familiarizado con ellos. Luego cambie a la fase azul. Y, solo cuando haya adquirido estos ejercicios, puede pasar a la tercera y última fase, la púrpura. 

D. ¿Qué le sentiremos decir a las personas ostomizadas?

R. No tenga miedo de practicar actividad física. Piense en el movimiento y el deporte como un medicamento; son tan importantes como la cirugía y la quimioterapia. ¡Traen muchos beneficios para la salud y no deben ser opcionales! Todos debemos encontrar maneras de ser más activos y practicar deportes. Después de la operación, comience con los ejercicios de la fase verde lo más pronto posible, incluso después de 3 días, si lo desea. Cambie a la fase azul y púrpura solo cuando se sienta seguro. Le ayudarán a recuperar la confianza en sí mismo y a sentirse más fuerte. Con el tiempo, puede entrenar por más tiempo, dedicarse a las actividades que le gustan. Mejor hacer unos pocos ejercicios, pero a menudo. Incluso una caminata rápida de 10 minutos tiene sus beneficios. Pero, sobre todo, no use la ostomía como excusa para no practicar deporte. Puede encontrar dificultades, pero sé creativo y valiente. Trate de encontrar soluciones a los problemas, no crearlos. Vivir con una ostomía no significa renunciar a sus actividades. Entonces… ¡muévase!

 

Para obtener más información sobre el programa, visite el siguiente apartado de la web de ConvaTec o descárguese la webApp www.recoveryconvatec.es

__________________________________________________________________________________________________________________

 

Fase 1 : Fundamentos

En 2018, en España, se formaron a más de 150 enfermeras estomaterapeutas en el ámbito de la rehabilitación y ejercicios abdominales tras la cirugía abdominal. El programa está dividido en tres fases, permitiendo que cada paciente avance según su propia evolución.

La Fase 1: Fundamentos, se recomienda ser llevada a cabo, si no hay contraindicaciones, ya desde la hospitalización (e incluso antes si es posible), ya que muestra cómo realizar movimientos seguros, punto esencial para establecer una base sólida y correcta. Además, se considera la fase más importante ya que establece los fundamentos para una correcta reconexión neuromuscular, ayudando al paciente a recuperar su confianza y mejorar su bienestar general tras la cirugía abdominal.

Ésta primera fase está compuesta de 7 ejercicios distintos que ayudan a fortalecer la musculatura del vientre y potencialmente reducir el riesgo de desarrollar una hernia paraestomal.

Puede ver la lista de ejercicios de Fundamentos en nuestro canal de YouTube haciendo click aquí*. Además, si desea tener los ejercicios a su disposición, puede descargarse la guía de la Fase 1: Fundamentos.

 

Más adelante se dispondrá de mayor información para la Fase 2 y la Fase 3.

 Guía me+ recovery program

Las cookies son necesarias para que esta página funcione correctamente. También pueden ayudarnos a saber un poco más sobre cómo utiliza usted nuestra página web, y así podremos aumentar su experiencia navegando. Las cookies de esta página son utilizadas únicamente para medir el tráfico y optimizar el contenido del sitio. Si continua su navegación por nuestra página, indica que usted proporciona su consentimiento para el uso de cookies. Puede bloquear el uso de cookies siguiendo las "instrucciones de cookies"

Leer más sobre nuestra política de cookies.

Umb-Web01