Vive tu vida serenamente

agosto 14, 2018

-

Vivir con un estoma no significa renunciar a los placeres que ofrece la vida, especialmente si el proceso de rehabilitación se aborda con conciencia y convicción. Giovanna Tani, enfermera estomaterapeuta, nos muestra algunos pequeños pasos que deben tomarse para regresar gradualmente a la vida cotidiana después de la cirugía.

El camino hacia la rehabilitación comienza, de hecho, incluso antes de la operación. En la fase preoperatoria, el estomaterapeuta tiene la tarea de informar a los pacientes y sus familias sobre los cambios físicos y de comportamiento que provocará la presencia de la ostomía. Esta es una fase fundamental, también necesaria para establecer una relación de confianza entre el paciente y el estomaterapeuta.

En los días inmediatamente posteriores a la operación, es posible enfrentar una fase de desaliento, asumiendo una actitud negativa que puede conducir a aceptar la nueva condición. En esta delicada fase, es importante contar con el apoyo de sus seres queridos y al menos un profesional de salud de su confianza. Él/Ella guiará al paciente hacia un camino correcto de rehabilitación, posiblemente incluso con la ayuda de un psicólogo.

Otro momento delicado en el recorrido del paciente es en el momento del alta hospitalaria: una vez de vuelta al hogar debe ser capaz de gestionar de forma independiente las curas que requiere el estoma, conocer bien los sistemas de recogida y saber identificar anomalías que requieran volver al centro hospitalario para su revisión.

El proceso de rehabilitación, sin embargo, no solo proporciona sacrificios y esfuerzo, sino que también puede brindar muchas alegrías. Volver a la vida cotidiana, de hecho, significa asumir todos tus hábitos. En cuanto a la comida, por ejemplo, vivir con un estoma no significa tener que renunciar a los placeres de la buena comida; más bien, significa tener que aprender algunas simples reglas nutricionales.

Incluso reanudar la vida laboral puede ser una fuente de aprensión. El consejo, sin embargo, es volver a su negocio o a su puesto de trabajo lo antes posible. Si trabaja, por ejemplo, en una oficina o un estudio, no hay ninguna razón por la cual la ostomía pueda ocasionar perjuicios o interfiera en el regreso al curso normal de la vida profesional.

Finalmente, no hay ninguna contraindicación incluso para reanudar una vida sexual completamente activa, especialmente gracias a que hay muchas medidas pequeñas que se pueden usar para mejorar la intimidad con la pareja.

La ostomía no excluye la posibilidad de llevar una vida plena y serena.

Las cookies son necesarias para que esta página funcione correctamente. También pueden ayudarnos a saber un poco más sobre cómo utiliza usted nuestra página web, y así podremos aumentar su experiencia navegando. Las cookies de esta página son utilizadas únicamente para medir el tráfico y optimizar el contenido del sitio. Si continua su navegación por nuestra página, indica que usted proporciona su consentimiento para el uso de cookies. Puede bloquear el uso de cookies siguiendo las "instrucciones de cookies"

Leer más sobre nuestra política de cookies.

Umb-Web01