Biofilm en heridas crónicas

mayo 9, 2018

-

En la práctica clínica estamos observando cómo las heridas crónicas suponen un problema relevante para los pacientes, los profesionales sanitarios y los sistemas sanitarios. Entre todos los posibles factores responsables, la infección es uno de los más relevantes para el retraso de la cicatrización siendo sobre todo el biofilm el más prevalente en dichas lesiones, apareciendo en más del 78% de las heridas1.

Aunque actualmente no se dispone de un método diagnostico concreto a la cabecera del paciente que confirme la presencia de biofilm, sí que podemos llegar a observar su presencia mediante indicadores clínicos. Por ello, los profesionales deben tener un conocimiento claro sobre estos indicadores para que el abordaje de la herida sea lo más apropiado posible.

¿QUE ES EL BIOFILM?

En las heridas, podemos observar numerosos microorganismos los cuales se encuentran de forma latente en la lesión, por otro lado, podemos encontrar biofilm que son comunidades complejas de células microbianas, encerradas en una matriz extracelular protectora formada por azucares, proteínas y ADN, que se adhiere a superficies naturales, a superficies artificiales o a sí mismos 2,3. Esta matriz protege a los microrganismos frente a la respuesta inmunitaria del huésped, los antimicrobianos tópicos (ej. Plata) y a los antibióticos, facilitando la multiplicación de los microrganismos4.  Esta resistencia puede observarse incluso después del uso de diferentes técnicas de desbridamiento, formándose rápidamente si no se eliminase por completo debido a las bacterias persistentes en la herida que permanecen allí incluso después del desbridamiento5.

Estos microorganismos, que residen dentro de una herida crónica, pueden estimular una respuesta hiperinflamatoria mantenida en el tiempo que incrementa el retraso del cierre de la misma.  A modo de ejemplo, un reciente estudio determina que este biofilm promueve una hipoxia tisular en el tejido dañado, lo que reduce la disponibilidad de oxígeno requerido para la cicatrización de la herida6.

 

¿COMO IDENTIFICAR CLÍNICAMENTE UN BIOFILM?

El documento de consenso publicado en el año 2014 recomienda la biopsia como el método más fiable para detectar la presencia de biofilm. Sin embargo, esto no siempre es práctico o disponible como opción para los profesionales de la salud2.

Por ello, el debate se centra más en evaluar si la presencia de biofilm es fácil de detectar visualmente a través de algunos signos presentes en la lesión.

Sí observamos que los profesionales relacionan el estancamiento de la herida como un problema primario, directamente relacionado con la presencia de biofilm7.  Otra situación indicadora sería aquellas heridas que tras ser tratada con antibióticos, y en el momento que se suspende el tratamiento antibiótico la herida no mejora o no evoluciona como lo había hecho hasta el momento8-9.  También un sangrado del tejido de granulación friable en la superficie de la herida, una biopelicula en el lecho de la lesión que se retira con facilidad y que se vuelve a formar rápidamente, aunque se haya realizado un desbridamiento o la presencia de material de descamación serían otro de los factores a tener en cuenta para poder identificar la presencia de biofilm. Es importante señalar que, en este ámbito, se observa que hay un gran número de profesionales que poseen una carencia de conocimiento sobre todo en aquellos profesionales que no se encuentran en continuo contacto con heridas de estas características.

Por ello la presencia de un algoritmo para la identificación del biofilm facilita a los profesionales sanitarios su labor con este tipo de lesiones10. Dicho algoritmo puede consultarse en https://www.convatec.es/tratamiento-de-heridas/ap%C3%B3sitos-aquacel/ap%C3%B3sitos-aquacel-agplus/barreras-para-la-cicatrizaci%C3%B3n/.

Este puede ser útil para preparar el lecho de la herida de forma eficaz y poder adoptar diferentes estrategias que ayuden a la reducción del biofilm, evitando de esta manera que se vuelva a formar.

Mientras no tengamos un método rutinario eficaz para el diagnóstico de Biofilm en heridas crónicas, es de vital importancia que los profesionales sanitarios estén bien formados en la detección y manejos de estas lesiones.  Conociendo que la mayoría de los profesionales que se encuentran en continuo contacto con este tipo de lesiones identifican y manejan el biofilm más fácilmente2, es muy importante educar al resto de profesionales para que los manejos de estas lesiones sean de forma homogénea.

En un próximo artículo abordaremos cómo eliminar de manera eficaz el biofilm presente en las heridas.

Autora: María Vallejo. Graduada en Enfermería. Clinical and Training Department. ConvaTec. Spain

 

Bibliografía

1.Malone M, Bjarnsholt T, McBain AJ, et al. The prevalence of biofilms in chronic wounds: a systematic review and meta-analysis of published data. J Wound Care 2017 Jan;26(1):20–25.

2.Burmølle M, Thomsen TR, Fazli M, et al. Biofilms in chronic infections—a matter of opportunity—monospecies biofilms in multispecies infections. FEMS Immunol Med Microbiol 2010; 59(3):324–336.https://tinyurl.com/y8rq9bom

3.Høiby N, Bjarnsholt T, Moser C, et al; ESCMID Study Group for Biofilms and Consulting External Expert Werner Zimmerli. ESCMID guideline for the diagnosis and treatment of biofilm infections 2014. Clin Microbiol Infect 2015; 21 Suppl 1:S1–S25

4.Hoiby, N., Ciofu, O., Johansen, H.K., Song, Z.J., Moser, C, Jensen, P.O., et. al. (2011). The clinical impact of bacterial biofilms. Int J Oral Sci, 3, 55 - 6

5.James, G,A., Ge Zhao. A., Usui, M. et al., Microsensor and transcriptomic signatures of oxygen depletion in biofilms associated with chronic wounds. Wound Repair Regen 2016; 24: 2, 373–383.

6.Wolcott, R.D., Rumbaugh, K.P., James, G. et al Biofilm maturity studies indicate sharp debridement opens a time-dependent therapeutic window J Wound Care 2010 19: 8, 320–328

7. Swanson T, Wolcott RD. Understanding biofilm in practice: a global survey of health profesional J Wound Care 2017 Aug (8) 426-440.

8.Wolcott R, Sanford N, Gabrilska R et al. Microbiota is a primary cause of pathogenesis of chronic wounds. J Wound Care 2016; 25(Sup10):S33–S43.

9.Costerton W, Veeh R, Shirtliff M et al. The application of biofilm science to the study and control of chronic bacterial infections. J Clin Invest 2003; 112(10): 1466-77

10.Metcalf D, Bowler P, Hurlow J. A clinical algorithm for wound biofilm identification. Journal of Wound Care. 2014;23(3):137-142.

 

 

Las cookies son necesarias para que esta página funcione correctamente. También pueden ayudarnos a saber un poco más sobre cómo utiliza usted nuestra página web, y así podremos aumentar su experiencia navegando. Las cookies de esta página son utilizadas únicamente para medir el tráfico y optimizar el contenido del sitio. Si continua su navegación por nuestra página, indica que usted proporciona su consentimiento para el uso de cookies. Puede bloquear el uso de cookies siguiendo las "instrucciones de cookies"

Leer más sobre nuestra política de cookies.

Umb-Web01