Superabsorbentes

noviembre 26, 2020

El exudado de las heridas es, a menudo, percibido como un problema en el manejo de las mismas. Sin embargo, debemos tener presente su importancia en el proceso de cicatrización: 1-3

 

  • Mantiene la humedad.
  • Aporta nutrientes a la herida.
  • Crea un medio idóneo para la migración celular.
  • Crea un medio para la mitosis de las células epiteliales.

 

No obstante, se puede convertir en un problema para el paciente y/o profesional sanitario, cuando la cantidad y composición retrasa e impide el proceso de cicatricación.    Además de poder ocasionar, morbilidad física y psicosocial al paciente, todo ello acompañado de un aumento del gasto de los recursos sanitarios.

 

El exudado se produce como mecanismo de defensa del cuerpo frente a una respuesta de un proceso inflamatorio; siendo conducido a la herida a través de vasos sanguíneos. Dentro de su composición, además de otras sustancias, encontramos proteínas y células de la serie blanca1.

 

 

Pero, ¿qué ocurre cuando nos encontramos con un exceso de exudado en la herida?

 

El exudado en heridas complejas tiene efectos adversos, contiene niveles elevados de enzimas proteolíticas (metaloproteinasas), degrada los tejidos sanos, inhibe la proliferación de células que ayudan al proceso de cicatrización, e impide la formación de vasos sanguíneos y factores de crecimiento.

 

En muchas ocasiones podemos encontrarnos con heridas que están estancadas simplemente por un manejo inefectivo del exudado.

 

Ante la presencia de este proceso anómalo, debemos recurrir a una estrategia adecuada para la gestión eficaz del exceso de exudado, y a su vez, sea capaz de mantener un ambiente húmedo beneficioso para el avance de la cicatrización.

 

Para gestionarlo de manera adecuada, disponemos de apósitos superabsorbentes que gracias a su núcleo interno permiten: absorción y retención óptima de fluidos y/o bacterias, asegurándonos que no vuelvan a la lesión. Algo que mantienen, incluso, bajo compresión. No permiten las fugas que alteran la integridad cutánea y evitan, por lo tanto, la maceración de la piel perilesional.

Este tipo de comportamiento también tiene ventajas para nuestros pacientes ya que evitan las manchas y los malos olores. Son cómodos y fáciles a la hora de aplicar como de retirar.

 

Gracias a su estructura y composición permiten utilizarse como apósitos primarios o como secundarios y son compatibles con los apósitos de hidrofibra.

 

 

 

AP-030698-MRL-ES

 

José Miguel Gómez Coiduras

Supervisor Responsable de Heridas

Hospital HLA El Ángel, Málaga

 

 

José Luis Malavé Álamo

Enfermero de Urgencias. Experto en Heridas Complejas
Hospital HLA El Ángel, Málaga

 

 

 

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

  1. World Union of Wound Healing Societies (2019) Consensus Document. Wound exudate: effective assessment and management Wounds International. 
  2. Cutting KF, White R (2002) Maceration of the skin and wound bed: its nature and causes. J Wound Care 11(7): 275–8
  3. Guest J et al. 2015. Health economic burden that wound impose on the National Health Service in the UK. British Medical Journal 5(12).

COVID-19

Read the message

Las cookies son necesarias para que esta página funcione correctamente. También pueden ayudarnos a saber un poco más sobre cómo utiliza usted nuestra página web, y así podremos aumentar su experiencia navegando. Las cookies de esta página son utilizadas únicamente para medir el tráfico y optimizar el contenido del sitio. Si continua su navegación por nuestra página, indica que usted proporciona su consentimiento para el uso de cookies. Puede bloquear el uso de cookies siguiendo las "instrucciones de cookies"

Leer más sobre nuestra política de cookies.